¿Sabes que Jesús puede tumbarte del sicomoro?, pero aun te da la oportunidad que tú te bajes.



Lucas 19: 4- 6 “Y corriendo delante, se subió a un sicómoro para verle, porque Jesús estaba a punto de pasar por allí. Cuando Jesús llegó al lugar, miró hacia arriba y le dijo: Zaqueo, date prisa y desciende, porque hoy debo quedarme en tu casa. Entonces él se apresuró a descender y le recibió con gozo”.

¿Quién era Zaqueo?, era un cobrador de impuestos del gobierno, que cobraba de más y era ladrón, era famoso, la gente lo despreciaba, lógico como a todo político injusto, tenia dinero y era pecador despréciable, y además chaparrito o corto de estatura, la escritura narra que la fama de Jesús también era grande entre la gente, así que se juntaron dos famosos al tronco de un árbol de sicomoro. la fama buena y la fama que apestaba en este caso la mala fama de Zaqueo.

Zaqueo tenia la ventaja de que podía mirar a Jesús desde arriba para abajo, de seguro estaba acostumbrado a mirar a la gente por debajo de sus hombros aunque era pequeño pues se aprovechaba de ellos, el se subió para mirar a Jesús, la intención de zaqueo era solo mirarlo y no ser mirado por Jesús; pensó una vez mas obtener lo que él quería y pasar desapercibido, la sorpresa de Zaqueo fue que esta vez se encontró con alguien diferente y que también era famoso, amado y además tenía el poder para tumbarlo del árbol pues Jesús conocía esta el día en que Zaqueo había sido formado en el vientre de la madre, sabia también cual había sido todo el comportamiento de Zaqueo hasta ese día, conocía más de lo que la gente común conocía de zaqueo, de modo que todo orgullo, toda prepotencia y vanidad estaba al descubierto delante de ese ser que escudriña todo del ser humano.

Zaqueo arriba según él, tenía ventajas , así piensa el ser humano en su arrogancia apoyado en su propia prudencia y en sus propios logros, tenemos a Jesús al tronco del árbol y tenia todo el derecho a cortar ese árbol ya que en Mateo 3:10 el dijo :”Y el hacha ya está puesta a la raíz de los árboles; por tanto, todo árbol que no da buen fruto es cortado y echado al fuego”.

Jesús tenia la ventaja sobre Zaqueo y sobre el árbol donde se encontraba zaqueo, pero aun con toda esa ventaja que tenía, el maestro prefiero no cortar el árbol ni tampoco moverlo con violencia para derribar a Zaqueo con violencia y ponerlo en evidencia , avergonzarlo ante la gente que sin duda hubiera estado feliz de que Jesús hubiera echo esto ya que lo despreciaban, mas el maestro le da una lección al famoso Zaqueo y le dice: “baja, desciende que hoy es necesario que yo entre en tu casa”, la expectativa de Zaqueo de la fama de Jesús fue sobre pasada. ¿Por qué era necesario, quien tenia la necesidad?, sin duda Jesús conoce nuestras necesidades y las ase suyas.

No seria tiempo de que también nosotros nos bajáramos del árbol en que nos hemos subido, he invitemos a Jesús a no solo visitarnos sino a que se instale en nuestra vida, date cuenta que zaqueo no utilizo la escusa de que era demasiado malo, pecador y despreciable para buscar acercarse a Jesús, son muchas las personas que dicen: Yo no me reconcilio, ni acepto a Jesús porque soy demasiado malo, primero me reparare un poco y luego me acercare y así dejan que el pecado y la conciencia los aleje del perdón de Jesús. Dios te conoce, aunque no le descubras lo que guardas por dentro, el siempre que estés dispuesto a dejarlo entrar a tu corazón el estará feliz de comer contigo, aunque millones te tengan por despreciable, el siempre que tu le abras la puerta estará dispuesto a perdonarte, a hacerte el honor de sentarse contigo frente a quienes te odian. La clave de todo esto será: Baja, desciende no te vuelvas arrogante aun con motivos para serlo, acepta frente a Jesús como zaqueo que había pecado y robado por mucho tiempo, pero aceptarlo lo que hiso frente a Jesús la verdad divina, lo hizo libre, al aceptarlo recibió el perdón y en seguida trato de enmendar lo que aun podía enmendar dando frutos del cambio, en su vida. Jesús nunca lo llamo ladrón, jamás le pidió que regresara lo robado, esa fue una actitud que nació del corazón del chaparrito arrepentido, entonces Jesús declaro en público; “Hoy la salvación ha llegado a esta casa, y este hombre a quien llaman ladrón yo lo declaro hijo de Abram”.

Desciende, baja porque puede ser, que si insistes corras el riego de ser tumbado, porque de que puede, puede tumbarnos. ¿Cuántas veces te a pedido Dios que cambies y aun insistes en tu inocencia, o tu pecado? Bajémonos antes que nos baje del árbol con dolor, cuando optamos esa actitud de terquedad podemos ser tumbados del árbol en que nos hemos subido, Zaqueo no fue terco a la orden de Jesús y esto le fue contado para no ser derribado, si la actitud de zaqueo hubiera sido igual a la de los otros que procuraban tentar a Jesús y llevarle la contraria, y se portaban arrogantes he orgullosos con el, de seguro hubiera tenido otro final, descendamos no esperemos que nos tumben. Bendiciones familia comparte con alguien.

#Zaqueo #sicomoro #salvacion #Perdon

Por Tema
Featured Posts
Reciente
Otros
Puga Ministries

270-996-2124

Josue@pugaministries.com

Ana.Angel@pugaministries.com

260 Fairbanks Ave

Cincinnati, OH 45204

  • Instagram Social Icon
  • Facebook Social Icon
  • YouTube Social  Icon

A Dios sea toda la Gloria