UN AMOR NO TAN A CIEGAS.



1 Pedro 1:8 “A quien amáis sin haberle visto”.

Dicen que el amor entra por los ojos, y hablando del amor entre parejas la mayoría de las veces así es, de ahí el famoso dicho el amor a primera vista o el amor entra por los ojos etc.

Mas en lo espiritual amamos sin haber visto a Cristo, sino más bien fuimos vistos primero por él , él nos miró primero con ojos de misericordia ya que era imposible que un hombre carnal y ciego por el pecado pudiera mirar tanta santidad y tanto amor, así que nos pasó como a Nicodemo que salió a subirse a un árbol a causa de su corta estatura para mirar la luz del mundo y fue encontrado por la luz de Jesús, dichosos los que lo vieron , lo tocaron y escucharon, pero bienaventurados nosotros que no lo vimos, no lo tocamos ni le escuchamos y aun así creemos y le esperamos con amor.

Por eso 1pedro 1:8 dice: A quien amáis sin haberle visto. ¿Por qué?

Porque la ceguera espiritual no le permite al humano poderle mirar y a causa de eso tampoco le reconoce y le acepta, pero un cristiano nacido de nuevo ya le vio porque ha sido alumbrado por la luz y sus ojos han sido limpiado con el colirio de la salvación y aunque con los ojos físicos aun no le ha visto, con los espirituales si puede mirarle y puede verlo en toda la creación que testifica que lo invisible de Dios, su eterno poder y deidad se hacen claramente visible en las cosas creadas romanos 1:20.

De modo que no haya escusas aun para quien dice que necesita ver para creer, porque todo habla de él,

Así que como cristianos nacidos de nuevo podemos decir que le amamos porque nos vio y nos dio el privilegio de mirarle con la fe por medio del espíritu, y aun que no le vimos pero él nos miró, no le tocamos pero él nos tocó y toca diariamente, nunca le escuchamos pero aun así conocemos su voz cuando él nos susurra por medio del Espíritu santo, así que tenemos un amor no tan a ciegas entre nuestro amado y nuestra alma, mucha gente se arriesga hoy en día tener citas a siegas en busca de amor y se arriesgan a encontrarse en un lugar con un desconocido pero no así nosotros, nosotros ya le conocemos y ya le vimos pues el mismo nos ha abierto los ojos del entendimiento y del espíritu.

Así que nuestra cita y nuestro amor no es a ciegas como dice el mundo común nuestro amor no es a ciegas, éramos ciegos y ahora vemos la luz de Cristo , ese ser supremo que nosotros debíamos servir vino a servirnos, debíamos amarle primero pero él nos amó primero, debíamos buscarle pues nosotros somos y éramos los necesitados pero el vino y nos buscó primero y no descanso hasta encontrarnos, no valíamos nada y nos compró con su sangre, nadie nos amaba y él nos amó y se entregó así mismo , el mismo como ofrenda por nuestras trasgresiones, después de saber todo esto.. se necesitara verlo para amarlo? no definitivamente no necesitamos ver para creer y amarlo pero es tan maravilloso que nos concede el privilegio de contemplarlo por fe y en el espíritu, mas este amor debe de dar frutos buenos pues el amor real y verdadero se demuestra y si él ya lo demostró hasta dejarse crucificar por nosotros, si ya el renuncio a la grandeza del cielo cambiándola por la bajeza de la tierra ahora es nuestra parte , el no solo dijo: yo les amo, el demostró, así que no podemos quedarnos atrás después de saber cuánto él ha hecho, correspondamos, seamos fieles a ese amor y nunca renunciemos a ese amor que nos condujera a sus moradas eternas, no permitamos que nada ni nadie nos separe del amor de Dios pues lo único que podía y puede separar al hombre de Dios era el pecado y para eso vino Jesús a morir para que nada pueda separarnos y vivamos eternamente con él por amor, Pablo declaro el amor que procesaba convencido que nunca se separaría de Dios ,en Romanos 8:38.” Por lo cual estoy seguro de que ni la muerte, ni la vida, ni ángeles, ni principados, ni potestades, ni lo presente, ni lo por venir, ni lo alto, ni lo profundo, ni ninguna otra cosa creada nos podrá separar del amor de Dios, que es en Cristo Jesús Señor nuestro”. Que también este sea nuestro lema en el evangelio, una relación donde el amor se alimenta y es verdadero, nunca hablara ni se pensara en divorcio, no nos divorciemos de Cristo y sigamos siempre amándole aunque nuestros ojos físicos aun no le puedan ver , pues caeríamos muertos al instante por el resplandor de su gloria. Bendiciones compartan y suscríbanse para recibir un devocional diario, gracias.

#amor #siegos

Por Tema
Featured Posts
Reciente
Otros
Puga Ministries

270-996-2124

Josue@pugaministries.com

Ana.Angel@pugaministries.com

260 Fairbanks Ave

Cincinnati, OH 45204

  • Instagram Social Icon
  • Facebook Social Icon
  • YouTube Social  Icon

A Dios sea toda la Gloria