• Josue & Ana Puga

La, peor osadía de un predicador.



Juan 16:13 “Pero cuando venga el Espíritu de verdad, él os guiará a toda la verdad; porque no hablará por su propia cuenta, sino que hablará todo lo que oyere, y os hará saber las cosas que habrán de venir”

La peor osadía de un predicador, maestro, evangelista y profeta o querubín como quiera llamarse es.

1 – entrar a un terreno donde no fue llamado y menos enviado: dice el pasaje cuando venga el Espíritu de verdad, Jesús les recomendó a los discípulos no moverse, no salir de Jerusalén hasta que viniera el poder del Espíritu; en otros palabras esa sería la señal que ya había llegado el tiempo de salir y de salir direccionados, respaldados y con autoridad, el que solo se manda y se sale solo de Jerusalén, tendrá que arreglárselas solo; porque Dios no tiene compromiso solo con quien él no envía y espera la señal de salida.

2- tienen al guía y lo desprecian o lo desaprovechan: hablar en lenguas es la señal, la evidencia de haber sido bautizados en el Espíritu Santo, pero no es una señal ni una garantía de que esa persona esta siendo guiada por Dios, de ser así no se equivocaran tanto, no fracasaran tanto ministerialmente hablando, de ser así dejaríamos de hacer programas donde nada ocurre, no hay nuevos convertidos, no hay milagros, solo un montón de gente comiendo. Compartir es bueno, pero nunca debemos perder el enfoque principal de la iglesia y de la muerte de Cristo, cuando un líder o pastor solo habla en lenguas y no se deja guiar por el Espíritu Santo es evidente porque parece oveja y no pastor, es guiado por las ovejas en lugar de guiar el a las ovejas.

3- Hablan lo de ellos: es decir lo que no pueden o no se atreven a decirlo en la cara utilizan el pulpito para decirlo, preparan sermones de acuerdo al problema que han enfrentado esa semana, hablan lo propio de ellos se desahogan en el altar, eso es un tremendo atrevimiento y falta de respeto primeramente a Dios y en segundo a la audiencia que llegó con hambre de ser edificada por Dios y terminara siendo envenenado por la carne, el propósito del Espíritu , es ensenarnos, revelarnos todo lo del padre para que no nos atrevamos a parar en el altar a hablar lo que no salió de la boca de Dios, tenemos que parar de hablar por nuestra cuenta y comenzar a hablar solo aquello que escuchamos en oración revelado por Dios.

4- no sacar tiempo para oír al Espíritu: como es posible que el Espíritu Santo saque el tiempo para hablar con el padre sobre nuestra vida y llamado para ponernos al tanto, en alerta y guiarnos y nosotros lo dejemos con la lista de instrucciones en las manos, disque porque no tenemos tiempo para escucharlo y lo pero no es solo eso sino que hemos dejado de creer que Dios habla , no sé con qué cita bíblica respaldan eso, que Dios ya no habla, que yo sepa el periodo del silencio de Dios termino y quedo entre Malaquías y Mateo, pero de ahí se nos dejó al Espíritu para que hablara lo que escuchara, o pensaremos también que el Espíritu Santo es un mudo, ¿entonces paraqué son las lenguas? Si Dios no estuviera interesado en seguir hablando con sus siervos y como así pensamos oramos y nos levantamos sin darle la oportunidad a Dios que el hable, que osadía y falta de respeto, aprovechemos al espíritu santo y disfrutemos su amistad también, el es mas que el solucionador de problemas, es una persona que desea platicar y pasar tiempo libre con nosotros, no solo hablar de problemas y trabajado. Bendiciones comparte con alguien.

#guia

0 vistas
Puga Ministries

270-996-2124

Josue@pugaministries.com

Ana.Angel@pugaministries.com

2140 W 8th St.

Cincinnati, OH 45204

  • Instagram Social Icon
  • Facebook Social Icon
  • YouTube Social  Icon

A Dios sea toda la Gloria