Puga Ministries

270-996-2124

Josue@pugaministries.com

Ana.Angel@pugaministries.com

2140 W 8th St.

Cincinnati, OH 45204

  • Instagram Social Icon
  • Facebook Social Icon
  • YouTube Social  Icon

A Dios sea toda la Gloria

  • Josue & Ana Puga

El requisito para lo nuevo de Dios.



Marcos 2 :22 “Y nadie echa vino nuevo en odres viejos, porque entonces el vino romperá el odre, y se pierde el vino y también los odres; sino que se echa vino nuevo en odres nuevos.”

Que nada se desperdicie fue una enseñanza que Jesús dio a los discípulos en la multiplicación de los panes y los peces, el ordeno repartir lo que sobro y en el antiguo testamento la mana caía a diario y caía lo necesario para el uso diario, Dios no es un Dios que desperdicia los recursos, el es cuidadoso a que nada se eche a perder. Aquí en el pasaje hablando del vino nuevo que representa al espíritu Santo y lo nuevo de Dios; dice la escritura que Jesús declaro que nadie con sentido común, ningún humano con mente finita se atrevía a echar vino nuevo en odres viejos porque ambos se echarían a perder, es decir se desperdiciarían.

Jesús dijo nadie con algo de inteligencia aria tal cosa, así que uso ese conocimiento y esa sabiduría practica para explicarles el principio espiritual para recibir y mantener lo nuevo de la presencia de Dios en nuestras vidas, y el principio es el mismo que ellos usaban para preservar el vino nuevo, el odre también tenia que ser nuevo para resistir el peso de lo nuevo. Hoy en día son muchos los esfuerzos por tener personas llenas de Dios dentro de nuestras congregaciones y son muchos los que son tocados, caen y son estremecidos por el toque de Dios, pero la verdad es que no pasan de ese nivel, la razón es que esos odres están tan viejos que el vino los rompe y no retinen nada y en él peor de los casos terminan en el mundo.

Debemos procurar no solo ser llenos y recibir el vino nuevo del Espíritu hay que retenerlo, de muy poco sirve recibirlo, ser llenos si tenemos fugas en nuestro odre, así como llego se escapara como arena en las manos, Dios no derramara vino sobre odres no aptos para retener, por que no quiere conservar a ambas cosas.

En esta enseñanza es obvio que el vino no es el problema, el vino no es el que necesita estar listo, la razón por la cual no se ha depositado o des vaciado, es obvio que es culpa del odre, el odre se presta a ser lleno o se descalifica a estar vació de Dios de acuerdo a su condición, Dios no ase acepción de personas eso es claro , pero no es el quien decide renovar el odre diariamente, esa es una actitud personal del odre. El odre que desee tener vino debe renovarse continuamente en Dios, los pensamientos pasados, los métodos antiguos incluso la forma antigua en que Dios nos ministraba no debe ser parte de nosotros , porque si no fácilmente caemos en el fanatismo, religiosísmo y queremos encerrar a Dios en nuestro mundo ,de acuerdo a nuestros conceptos y teología y así nos convertimos en odres no aptos para lo nuevo de Dios, Dios es un Dios innovador los métodos que uso ayer no son los que usara hoy y etc. Entonces sería un Dios predecible,, y cuando no soltamos lo viejo nos perdemos de lo nuevo, porque lo nuevo solo se deposita sobre lo nuevo, lo actualizado en Dios, sobre aquellos que son reseteados a diario en Dios en cuerpo, alma y espíritu. bendiciones familia comparte con alguien gracias.

#odre #vino #nuevo

5 vistas