• Josue & Ana Puga

Corriendo para ganar.



1 corintios 9:26 “Así que, yo de esta manera corro, no como a la ventura; de esta manera peleo, no como quien golpea el aire,”

Para ser un ganador hace falta mas que sonarlo y desearlo hay que tener disciplina, esfuerzo constante. Nadie que ha llegado a la meta en una carrera y ha obtenido un primer lugar ha corrido por casualidad, ni lo ha ganado por suerte, ha tenido días de gran esfuerzo sumados a su deseo de llegar y ganar , Pablo decía que de esa manera el corría la meta de la vida cristiana y ministerial , no como quien predicaba solo por predicar ya que siempre han existido gran cantidad de gente que quiere predicar y en aquellos tiempos no era la acepción; unos predicaban por dinero, otros por envidia y otros por competencia, y de seguro que algunos predicaban solo predicar sin ninguna responsabilidad sobre lo que predicaban.

Mas Pablo escribe y dice: “yo de esta manera corro, no como a la ventura (suerte, casualidad)”; de esta manera peleo, no como quien golpea el aire”, la pregunta es ¿podría alguien golpear al aire que esta libre? Esa es una forma de que Pablo utiliza para describir a quienes, corren por correr; pero Pablo no era un atleta, mas bien esta halando y comparando su vida cristiana y su llamado ministerial.

Cada cristiano llamado debe ser un cristiano que corra con propósitos y golpear a modo de pegarle a lo que pretende pegarle y correr eficazmente enfocados en el premio del llamamiento, muchas veces perdemos el enfoque, la energía en nuestro caminar porque desviamos la vista del premio, Pablo nunca quitaba los ojos del Premio. En hebreos la escritura cuando se refiere a los héroes de la fe dice, que ellos se mantenían con la vista puesta en lo invisible y por eso renunciaron a los palacios y la gloria del mundo.

La escritura nos ensena que el reino de Dios y su justicia, debe de ser lo que nuestros ojos miren y nuestros pies persigan para que seamos eficaces, escudriñar de que manera estamos corriendo en la vida cristiana o en nuestro llamado ara la diferencia, no podemos esperar cambios ocasionados por la casualidad o la suerte, porque hasta para ganarse la lotería difícilmente te la ganaras con un solo golpe de suerte y con un solo boleto, debemos aprender a correr de manera que ganemos. Dios no te dio el supremo llamamiento para que fracasaras, él te lo hizo porque sabia que eras capaz de correr y ganar, pero eso, aunque así el lo a determinado tenemos mucho que ver nosotros para que eso ocurra, si no le toda la historia de Pablo y el llamamiento que tuvo y luego revisa si Pablo se quedo sentado esperando llegar a la meta o esperando el cumplimiento de lo que se le había profetizado. No te desenfoques ni corras como perdido fuiste creado para ganar. Bendiciones familia comparte con alguien.

#meta #correr #premio

0 vistas
Puga Ministries

270-996-2124

Josue@pugaministries.com

Ana.Angel@pugaministries.com

2140 W 8th St.

Cincinnati, OH 45204

  • Instagram Social Icon
  • Facebook Social Icon
  • YouTube Social  Icon

A Dios sea toda la Gloria