• Josue & Ana Puga

El cinismo espiritual.



Proverbios 30: 20 “el proceder de la mujer adultera es así: come, y limpia su boca y dice: No he hecho maldad”

Un cínico es: una persona que hace descaradamente cosas vergonzosas en contra de los valores, de la moral o en contra de lo que dice la escritura y que aun conociéndola ya no se avergüenza por nada.

Salomón habla de la mujer adúltera, que hace sus maldades y solo disque limpia su suciedad y considera que no ha hecho nada, es decir no admite su pecado, su error. Así hay algunos cristianos hoy en día, ellos saben que están mal, pero aun consideran que no han hecho nada y siguen usando el pulpito tomando privilegios como si nada pasara, como si nada hubieran hecho, también están los que, si saben que están mal, pero insisten en estar en el lodo.

La gente cae en este estado de cinismo espiritual cuando deja de obedecer a Dios, cuando es advertido por el Espíritu Santo a parar de hacer lo malo , pero no obedecen y continúan; entonces la conciencia se les endurece y ya nunca más vuelven a sentir vergüenza por el pecado, esas personas pueden ofender hablar mal de alguien, pisotear ante los demás el testimonio de alguien y seguir “ adorando” a dios y lo escribo con letra pequeña porque al verdadero Dios nunca llegara tal adoración, ni tal servicio, pues el antes de recibir algo de nosotros examina nuestro corazón ,la condición espiritual que tenemos determinara a que huele nuestro sacrificio.

Parece mentira esta actitud, pero es real faltan corazones como el de David el salmista, que admitan la corrección, hoy todos estamos perfectos y hasta nos ofendemos si se nos habla de limpiar el corazón y vestiduras como si hubiera alguien en la tierra que estuviera por completo limpio y perfecto, si algo amaba Dios de David ,era que el pedía perdón por todo aun hasta de aquello que ante sus ojos parecía no pecaminoso y continuamente le decía a Dios; crea en mi un corazón, puro, recto y limpio y guíame por sendas de justicia, el reconocía que solo no podía, reconocía que lo que para él era inocente podía ser una ofensa delante de Dios, lo que para él podía ser justo delante de Dios era trapo de inmundicia.

La escritura dice : que nosotros somos justificados por Dios, pero eso no nos da el derecho de sentirnos sin necesidad de continuamente limpiarnos y examinarnos delante de Dios, porque cuando eso ocurre nos volvemos cínicos espirituales, fornicamos con los pensamientos y como nadie nos ve decimos, no he hecho nada, fornicamos con los ojos y no pedimos perdón a Dios, o quizás no fornicamos pero nos encante hablar mal de otros y entre mas mal lo hacemos ver ante los demás, mas bien quedamos y nos sentimos nosotros, eso es mezquino y digno de lastima en un cristiano seguidor de Cristo, pidámosle a Dios que envié un Espíritu de conciencia de lo que hablamos, vemos ,hacemos y pensamos para que podamos levantar manos santas delante de él, porque quien sabe a cuantos hemos matado y así queremos cantarle a Dios y adorarle, recordemos que David quería hacerle casa a Jehová y Dios le dijo: tu no me aras casa, me la va hacer tu hijo Salomón , porque tu tienes manos sanguinarias , ¿Cuánta sangre tendremos en nuestros labios de comer carne del prójimo? Y así queremos estar en el coro, o cantar un canto especial a Dios, cuidado delante de Dios nadie se esconde y cuando tratamos de hacerlo caemos en peor condición que un cínico espiritual. Bendiciones comparte con alguien gracias.

#cinicos

0 vistas
Puga Ministries

270-996-2124

Josue@pugaministries.com

Ana.Angel@pugaministries.com

2140 W 8th St.

Cincinnati, OH 45204

  • Instagram Social Icon
  • Facebook Social Icon
  • YouTube Social  Icon

A Dios sea toda la Gloria