• Josue & Ana Puga

Luz verde en Dios.


LA REVELACIÓN DE LA ENTRADA Y LA SALIDA MINISTERIAL NO FRUSTRA A NADIE.


Juan 3:30 Es necesario que él crezca, pero que yo mengüe.

Vamos a mirar dos contextos que son importantes aquí en este versículo. Dos contextos, uno relacionado con Juan el Bautista y el otro, relacionado con nuestro Señor Jesucristo. Primero, el Señor Jesús había iniciado su ministerio, él ya había llamado a sus discípulos, empezaba a caminar predicando la Palabra, haciendo milagros, empezaba a echar fuera demonios, a sanar enfermos. En fin, ya había empezado su ministerio con gran fuerza, y dice la Escritura que él se encontraba junto con sus discípulos bautizando.

El segundo contexto es con Juan el Bautista; dice la Biblia que en estos momentos mientras Jesús hacía esto con sus discípulos, Juan el Bautista se encontraba con sus discípulos en Enón, bautizando. Él ya llevaba varios años anunciando que el pueblo se arrepintiera de sus pecados, porque el reino de los cielos decía, había llegado, se había acercado.

El propósito de Dios para con Juan el Bautista fue precisamente que clamara, que anunciara lo que decía Isaías, y que él se convirtiera en aquel profeta voz que clama en el desierto, anunciar la venida del Señor. Entonces él iba diciendo e iba anunciando que venía detrás de él el Poderoso, el Rey, el Salvador; y por lo tanto la gente se tenía que arrepentir de su pecado para recibir el reino de los cielos. Y esto es lo que él estaba proclamando.

Jesús por una parte con sus discípulos bautizaba, y Juan con sus discípulos también estaba bautizando de acuerdo con el ministerio que tenía. Pero dice la Biblia que los discípulos de Juan vinieron a él y le dijeron: maestro, aquél que estaba contigo, aquél que tú bautizaste allá del otro lado del Jordán, de quien tú diste testimonio, fíjate que está bautizando y todos vienen a él.

Yo puedo ver y nada más como un paréntesis lo comento, ese celo que luego tenemos por nuestro ministerio y cuando surgen otros pues también como que qué pasa, de qué se trata ¿no? A ver Señor, tú dijiste que esta iglesia iba a crecer y como que ya está creciendo otra. ho si yo soy el llamado, porque otros sao mas usados.

Entonces como que hay cosas donde le reclamamos al Señor, y vienen sus discípulos y le reclaman a Juan y se lo dicen, ¿qué pasa aquí Juan? Mira, está pasando todo esto. Y Juan los escucha atentamente y les dice: miren, les voy a comentar algo, y entonces les responde y les da cinco puntos que son importantes. En el contexto ustedes lo pueden leer.

1.- Que el hombre no puede recibir nada si no le fuere dado del cielo. Juan el Bautista está reconociendo que lo que está haciendo Jesús es algo que tiene que hacer, porque Dios para eso lo ha traído, para cumplir con un propósito. Y si la gente lo está siguiendo, ¡gloria a Dios! Eso está dentro del propósito de Dios para la salvación de la gente. Por lo tanto, Juan con toda tranquilidad les dice a sus discípulos, esto es de Dios. Y como es de Dios, adelante esto tiene que seguir.

2.- Les dijo: ustedes son testigos. Cada discípulo de Juan que había dicho Juan que él no era el Cristo. O sea, en otras palabras, yo les comenté que no era yo el Cristo, el Enviado de Dios; yo solamente soy alguien que anuncia la venida del Señor. Eso soy yo, yo no soy el Cristo, por lo tanto no voy a entrar en un ministerio, en un área que a mí no me compete. Yo fui enviado para otro propósito.

3.- Les dice que él es amigo del esposo, y el esposo es el que tiene que estar con la esposa. Cuando nosotros leemos el Evangelio nosotros nos damos cuenta a qué se estaba refiriendo él al decir esto. Y sabemos hoy día y después con todo lo que dice el Nuevo Testamento, que la Iglesia de nuestro Señor Jesucristo es la esposa, es la novia en este momento del Señor, y la está preparando para un día estar con ella por la eternidad.

Un día se realizará como dice la Biblia, las Bodas con el Cordero, es decir, Jesucristo va a venir por su Iglesia, nos vamos con él y se van a celebrar las Bodas del Cordero, la Iglesia con Cristo Jesús en la presencia del Padre y por la eternidad. Tiene la revelación en estos momentos Juan de que precisamente viene el esposo, y que el esposo es el que tenía y tiene que estar con la esposa, no hay de otra, no hay un tercero en discordia. Por lo tanto, Juan dice: yo no soy aquel, con permiso él es. Y él es el que tiene que estar con ustedes. Sigue ubicado en un lugar.

4.- Que él se goza al escuchar la voz de Jesús. ¿Por qué? Porque el tiempo ha llegado. Empieza su ministerio Jesucristo y Juan dice: yo me gozo porque ya lo estoy oyendo. Y estoy viendo que las profecías se cumplen, y estoy viendo que esto ya es el tiempo. Por supuesto que Juan sabía lo que iba a pasar con él, lo que iba a suceder. Sin embargo, él toma la actitud que debe tomar y dice: me gozo, y me gozo porque estoy escuchando la voz del Salvador, porque ya llegó, ya es su tiempo, ya es su ministerio. Por lo tanto, le doy la gloria y la honra a Dios.

5.- Que el propósito para el cual fue enviado se ha cumplido. Ya, se terminó el tiempo del ministerio de Juan el Bautista., Y él lo reconoce así y con toda tranquilidad se lo expresa a sus discípulos, y les dice: yo hasta aquí llegué, les recuerdo todo esto y es importante que ustedes lo tengan en su mente. Bendiciones y comparte con alguien.

#menguar #crecer

0 vistas
Puga Ministries

270-996-2124

Josue@pugaministries.com

Ana.Angel@pugaministries.com

2140 W 8th St.

Cincinnati, OH 45204

  • Instagram Social Icon
  • Facebook Social Icon
  • YouTube Social  Icon

A Dios sea toda la Gloria