Puga Ministries

270-996-2124

Josue@pugaministries.com

Ana.Angel@pugaministries.com

2140 W 8th St.

Cincinnati, OH 45204

  • Instagram Social Icon
  • Facebook Social Icon
  • YouTube Social  Icon

A Dios sea toda la Gloria

  • Josue & Ana Puga

No soy Tomas, pero Muéstrame las marcas de tu mensaje y te creeré.



Gálatas 6:17 “De aquí en adelante nadie me cause molestias; porque yo traigo en mi cuerpo las marcas del Señor Jesús”.

Dios busca predicadores con mensaje vivo, Pablo da fe de su mensaje en esta ocasión, porque hay mensajes que te darán la autoridad y exclusividad para predicarlos. En los tiempos de Pablo la circuncisión estaba trayendo problemas entre los nuevos convertidos, pero cuando el habla de las marcas que trae en su cuerpo no solo se refiere a eso, las marcas de las que él hablaba van más allá que una circuncisión. Cuando Pablo comenzó su ministerio no fue muy bien aceptado, pues tenia un antecedente bastante malo, los cristianos y los doce discípulos tardaron un poco de tiempo en entender el llamado y el mensaje de Pablo; pero Pablo sabia quien lo había llamado así que continuo pese a los desacuerdos.

El tiempo demostró la autenticidad del llamado de Pablo y el resultado de la visión que él tuvo, ningún cristiano, ni ningún apóstol vio lo que Pablo vio y nadie escucho la voz que Pablo escucho, así que a lo mejor tenían una muy buena excusa para dudar de él, pero Dios se encargó de hacer vivir a Pablo el mensaje que posterior mente predicaría para que nadie dudara de su llamado y de su mensaje, te has preguntado ¿ Porque Pablo fue tan efectivo en todo y porque sus mensajes transformaban vidas, porque su vida aun inspira a miles de cristianos?.

La respuesta es sencilla de explicar pero difícil de practicar, Pablo traía en todo su cuerpo las marcas de su predicación, él se había convertido en un lienzo viviente donde Dios podía escribir cada mensaje, Pablo se dispuso a Padecer el precio de sus mensajes y nunca escribió ni predico algo que no le constara, hoy en día tenemos mucho mensajeros y predicadores sin las marcas, por eso aún son señalados y criticados y molestados, no porque no estén predicando la palabra sino porque ni ellos viven lo que predican así como los fariseos que ponían cargas en otros que ni ellos mismos podían llevar, pedían que otros se marcaran el cuerpo circuncidándose cuando ni ellos lo hacían, exigían guardar el sábado cuando ellos mismos lo quebrantaban. ¿serás tu uno de ellos o quizás yo?

Una de mis muchas peticiones para con Dios son, no me des pulpito ni llamado sin hacerme vivir mi mensaje, quiero que mi mensaje sea autentico no solo por ser tu palabra, sino porque ya lo comprobé

Márcalo donde quieras ,escúlpelo para que esté presente porque me he cansado de mensajes muertos que dan sueno, cuando el evangelio es poder, Pablo cuando decía que estaba crucificado era porque lo estaba, Si algún día queremos que dejen de molestarnos como predicadores, si algún día queremos que el diablo deje de hacernos bulín, entonces dispongámonos a que Dios marque nuestro cuerpo y nuestra alma con su mensaje, para que con autoridad le ensenemos a todos y al diablo las marcas de lo que predicamos; de otra manera nunca dejaremos de ser el un chiste y siempre tendremos molestias. Pablo cuando finalmente tenia cada mensaje marcado con lágrimas, dolor y sufrimiento, cárceles, azotes, persecución y etc., entonces dijo: ahora “nadie me moleste” quieres que te dejen de molestar, muestra las cicatrices de tu predicación y tendrás autoridad espiritual y moral para exigir que no te molesten.

As escuchado el refrán que dice: “cuando yo digo que la mula es parda es porque tengo los pelos en la mano”, así mismo es, cuando prediquemos un mensaje asegurémonos de tener las pruebas, no porque le falte fe a la palabra para ser efectiva, pero si nos hacen falta a nosotros las muestras de nuestro llamado y de nuestro cristianismo. “muéstrame las cicatrices de tu predicación y te mostrare tu eficacia”. Bendiciones familia.

#marcas #cicatrices

23 vistas