• Josue & Ana Puga

Una semilla fructífera en manos de un perezoso



Isaías 55:10-11” Porque como desciende de los cielos la lluvia, y la nieve, y no vuelve allá, sino que harta la tierra, y la hace germinar y producir, y da simiente al que siembra, y pan al que come, Así será mi palabra que sale de mi boca: no volverá a mí vacía, antes hará lo que yo quiero, y será prosperada en aquello para que la envié”.

La semilla en este pasaje, tipifica la palabra de Dios al igual que la parábola de la semilla en los evangelios y la tierra tipifica el corazón del ser humano o del cristiano, la semilla desde el momento que viene de la boca de Dios que es la palabra ,desde ese punto ya es buena, bendita y productiva , esa semilla es imposible que este dañada, hueca y estéril, la que puede tener problema es la tierra por estar gobernada por el malo y además por la dureza del corazón humano y la pereza para preparar el terreno. La tierra eres tú y tu corazón.

La profecía o una palabra profética, es la semilla que Dios da por medio de alguien o de su misma palabra la biblia que está llena de profecía pura, pero algunos aun cuando la palabra ya fue soltada a su favor y los cielos ya se abrieron a su favor también soltando la lluvia del Espíritu para regarla y para que haga germinar, seguimos igual sin germinar y dar fruto, la semilla profética que es la biblia, es buena, además Dios se asegura de mandar la lluvia espiritual , entonces porque seguir igual , ¿Qué pasa entonces, si la palabra de Dios es eficaz y no regresa sin cumplir el propósito por el cual es enviada, porque no tiene efecto en algunos?, yo te aseguro que la lluvia y no se atrevería jamás a regresar a los cielos sin cumplir la orden de su amo, pero a veces la tierra no responde de igual manera por diferentes escusas y causas.

La palabra debería hacer lo que ha sido mandada a hacer, y así es pero en aquellos que lo permiten, en aquellos que cuando leen la semilla la creen y no la leen como un libro más, la semilla germina en aquellos que la siembran, el sembrar la semilla requiere esfuerzo , tendrás que barbechar tu terreno del corazón y sacar todo lo que impida que tu semilla se vuelva infructífera por falta de cuidados, la semilla que prospera y germina es aquella que dobla rodillas y deja que Dios trabaje en su vida, los perezosos no califican para que ninguna palabra y ninguna semilla produzca en ellos, ellos piensan que solo es de tirar la semilla y que crezca sola y no es así, tu eres el encargado de hacer que tu semilla prospere y germine, sino prosperas en tu vida Espiritual y no das frutos, no culpes a Dios ni envidies al que sí está prosperando y dando frutos, porque la misma semilla se te ha enviado a ti, pero poco quizás as echo para que germine y de fruto en tu vida, la palabra de Dios dice “ el que no trabaja bueno es que no coma”, no porque en realidad sea bueno que no comas, pero es el resultado de una pereza.

No descuides tu semilla, no descuides la palabra de Dios porque fue enviada con poder para germinar y dar fruto, seamos responsables con nuestro terreno y temamos a Dios , así como la lluvia y la nieve no se atreven a regresar al cielo sin cumplir su función, tampoco nosotros por la pereza no nos atrevamos a llegar un día delante de la presencia de Dios, sin cumplir el propósito por el cual fuimos enviados. Bendiciones familia.

#semillas #profecias #fructificar

0 vistas
Puga Ministries

270-996-2124

Josue@pugaministries.com

Ana.Angel@pugaministries.com

2140 W 8th St.

Cincinnati, OH 45204

  • Instagram Social Icon
  • Facebook Social Icon
  • YouTube Social  Icon

A Dios sea toda la Gloria