• Josue & Ana Puga

¡no vendas tu cinturón de ganador o serás esclavo del que te venza!



2 de Pedro 2:19 “Les prometen libertad, y ellos mismos son esclavos de corrupción.

Porque el que es vencido por alguno es hecho esclavo del que lo venció. “

En una lucha independientemente de la clase de lucha, ya sea psicológica, física o espiritual; siempre habrá un ganador y un perdedor. En el mundo de los deportes se miden las habilidades, destrezas y fuerzas de un luchador en un rin de boxeo antes de coronarlo como capeón invicto sobre alguien y en el deporte hay que demostrarlo en el rin y públicamente, más hay algunos que prefieren retirarse como ganadores antes de que otro les quite el título , pues son bajados de nivel y además su fama se ve opacada por quien los venza y demuestre en el rin que es mejor, así el vencido entrega su título y vivirá todo el resto se su vida bajo la sombra de quien le venció públicamente.

En el mundo espiritual, muchos regalan el titulo de ganadores sin entrar en el rin, se dejan amedrentar por palabras negativas del diablo y del error, otros seden poco a poco a una oferta que comienza con poco, pero al final los termina encadenando de pies y manos hasta reducirlos a esclavos sin voluntad y sin fuerzas para renunciar al alcohol, drogas, sexo ilícito, robo, tecnología mal administrada y etc.

La escritura nos ensena, que cuando nos dejamos vencer por algo y por alguien, entonces nos convertimos esclavos de ese alguien o de ese vicio; pero cuando nos paramos firmes y pedimos auxilio a Dios entonces seremos quien someta a nuestro acosador llámese como se llame y sea quien sea.

En mateo 4 encontramos la gran tentación de Jesucristo, el diablo le hizo uno oferta a Jesús, la intenciones del diablo eran muchas y nada buenas pero una de ellas era someter a Cristo bajo sus pies y vencerlo antes de que Jesucristo llegara al calvario y le diera el golpe mortal y final en la cabeza como habla el libro de Genesis 3:15 “ Y pondré enemistad entre ti y la mujer, y entre tu simiente y la simiente suya; esta te herirá en la cabeza y tú le herirás en el calcañar”, un golpe mortal es el de la cabeza.

Satanás des de un principio a trabajado así, con ofertas y tratos que prometen alivio y solución temporal o aparente victoria pero todo es una farsa, el busca cristianos y gente dispuesta a vender la lucha y su cinto de victorioso sin necesidad de atacarlo pues sabe que al vencerlo tendrá que ser tu esclavo, como cristianos nunca debemos olvidar que hemos sido llamados vencedores y a someter principados no a vender nuestro título, titulo que si con nuestras fuerzas no podemos defender tenemos al Espíritu Santo como nuestro ayudador y a Jesucristo nuestro abogado celestial para asegurarnos siempre la victoria; eso significa que no debemos ceder a nada ni a nadie, debemos pararnos como dignos hijos del gran Invicto celestial y no ceder a ninguna oferta, luchemos aprendamos a renunciar y a decir que no con la autoridad de Dios. Tenemos que recordar que no hemos sido llamados a esclavitud, ni a ser esclavos de ningún vicio, situación o circunstancia, y menos de satanás y si ese fuera el caso clamemos al consolador desde el polvo donde estemos siendo oprimidos para que su ayuda nos de la valentía y la fuerza para someter a quien nos ha estado oprimiendo.

Recuerda Dios no evitara que seamos acosados , tentados ni seducidos por el enemigo pues para someter a alguien hay que primero vencerlo y si tenemos eso claro esa lucha , tentación o acoso espiritual nos puede convertir en vencedores totales , de la situación, vicio, seducción y tentaciones en nuestra vida; claro si nos nantemos firmes ,será nuestra victoria sobre quien pretende someternos, nuestra actitud y disposición jugara un papel muy importante si deseamos ser vencedores que someten al diablo, demonios y pecado bajo nuestros pies.

sabiendo que la esclavitud es toda del enemigo pues el ya fue sometido por Jesús, por eso es que tu y yo no somos de los cobardes que se dejan ganar sino de los que luchan hasta arrancarle el cinturón que alguna vez los quieto el enemigo, pues en el calvario Jesucristo lo exhibió públicamente junto a los principados así que hoy es nuestro turno, ya que el mayor cinturón ya se lo arranco Jesucristo, no te rindas lucha, pelea y levántate, aunque estés herido. bendiciones del cielo comparte con alguien y suscríbete para un devocional diario, gracias.

#ganador

0 vistas
Puga Ministries

270-996-2124

Josue@pugaministries.com

Ana.Angel@pugaministries.com

2140 W 8th St.

Cincinnati, OH 45204

  • Instagram Social Icon
  • Facebook Social Icon
  • YouTube Social  Icon

A Dios sea toda la Gloria