• Josue & Ana Puga

¡Que el juicio comience por casa!



Mateo 7:5 “!!Hipócrita! saca primero la viga de tu propio ojo, y entonces verás bien para sacar la paja del ojo de tu hermano.”

Que fácil es mirar los errores de otros, parece ser que somos especialistas en mirar las faltas ajenas no se nos escapa una. Pero ¿será esto una virtud o un defecto?

Sin duda es un defecto, poner la mirada y la lupa de la crítica sobre los demás habla de que nuestra situación personal está peor que quien estamos criticando, cada vez que nos sentimos tentados a criticar, a dar un diagnóstico sobre alguien, cada vez que nos sintamos capaces de dar una conclusión sobre otros y su manera de actuar o pesar primero debemos hacer un juicio propio y personal de nuestra vida en todas las áreas. Jesús llamo hipócritas a esta clase de personas que les encantaba criticar la vida ajena, pero ellos estaban peor, entonces la mejor manera de ver que tan mejores somos que los demás es criticándonos a nosotros mismos y luego de mirar nuestra perfección entonces podremos criticar positivamente a otro.

La crítica constructiva es difícil encontrarla esta solo se encuentra en personas nobles que antes de señalar o de dar una opinión, buscan primero la mejor manera de no incomodar, buscan la manera mas sabia de ayudar. Se necesita de un verdadero amigo o de un verdadero enemigo, el verdadero amigo dirá con confianza y con amor nuestros errores, y el verdadero enemigo por dañarnos también dirá sus verdades, aunque no por amor, pero el hecho, es que solo así sabremos como realmente somos, los amigos y los enemigos tienen la mejor opinión de nosotros, ellos pueden dar fe de nuestro comportamiento, actitudes y reacciones. Eso es hablando natura y humanamente, pero en lo espiritual también hay dos personajes que nos conocen y que también dan testimonio de nuestra vida.

Todos sabemos que Dios está en todo lugar y que escudriña lo mas profundo de nosotros , con el ni aunque lo intentemos podríamos ser hipócritas porque el nos conoce, pero si podemos ser hipócritas con nosotros mismos y engañándonos a nosotros mismos, Dios da testimonio de cada persona cristiana y no cristiana, también el diablo y los demonios son nuestros testigos ellos saben qué clase de Cristianos somos, saben si oramos o no, saben si ayunamos o no , saben si solo somos pantalla de cristianos. Recuerdas cuando Jesús mando a los doce y ellos no pudieron echar fuera el demonio de una persona, Jesús les reprendió por su falta de fe, pero además les dijo “este género no sale si no es con ayuno, y oración” la pregunta es ¿Cómo sabia el demonio que los discípulos aun no ayunaban y que además eran acusados por los fariseos por no hacerlo? El diablo y los demonios no son omniscientes, es decir no lo saben todo y necesitan de ayuda para informarse por eso tienen muchos informantes en los aires que ven y escuchan el caminar de las personas.

Al punto que quiero compartir es, la hipocresía espiritual solo te terminarás avergonzando y destruyéndote a ti mismo, el enfocarte en los demás antes que en ti mismo te destruirá a ti mismo y en lo espiritual a nadie podrás engañar mas que a ti mismo pues Dios lo sabe todo y el diablo tiene sus informantes.

El Juicio hacia los demás nunca nos ara mejor que ellos, el juicio a los demás solo será la señal mas eficaz de nuestra mala condición, trabajemos en nuestros propios errores y luego quizás podamos ayudar a otros. No es posible que un ciego guie a otro siego, no es posible dar lo que no se tiene, es un peligro grande cuidar las siembras ajenas de toda clase de plaga y descuidar la nuestra. Quien anhela tener autoridad para criticar, reprender y aconsejar debe mirar su condición para no ser avergonzado por la gente o por satanás. El salmista David sabia y continuamente exclamaba a Dios ¡Examíname, pruébame Dios y mira si hay en mi corazón camino de maldad y de perversidad y guíame, y cámbiame, enderézame, y líbrame de mis propios errores y aun de aquellos que desconozco!

Imaginémonos a un David tocando el arpa, con los ojos cerrados cantando, pero con deseos en el corazón de matar a Saul. ¿hubiera el espiru malo huido de delante de David? Definitivamente , no. Así que examinemos nuestra condición y no la de los demás, esto nos asegurara autoridad y poder moral y espiritual bendiciones familia de Dios comparte y suscríbete para un devocional diario, gracias.

#casa #juicio #ojos

0 vistas
Puga Ministries

270-996-2124

Josue@pugaministries.com

Ana.Angel@pugaministries.com

2140 W 8th St.

Cincinnati, OH 45204

  • Instagram Social Icon
  • Facebook Social Icon
  • YouTube Social  Icon

A Dios sea toda la Gloria