• Josue & Ana Puga

!!Y SI DIOS EXAMINARA HOY TU CORAZÓN!!



Salmos 139:23

Si Dios hiciera un examen a nuestro corazón muchos seríamos los que reprobaríamos la materia, seguramente encontraría telarañas de rencor, células infectadas de envidia y venas saturadas de gordura material.

¿será que nuestro anhelo seria grande por ser conocidos y examinados por Dios?

El corazón es la fuente de vida y el lugar donde se reproduce todo lo bueno y malo por lo tanto sería bueno sentarnos y sinceramente pedirle a Dios que nos dé una buena examinada y prueba.Si tu corazón no es puesto a prueba, nunca sabrás que hay dentro de él, solo en los momentos de prueba te darás cuenta si eres fiel, paciente, amable y etc. Solo quien es probado por Dios y aprueba con éxito, amablemente y honorablemente ese periodo de prueba podrá decir con autoridad tengo un corazón con actitudes del Padre eterno. Dicen por ahí quieres conocer a alguien, dale un puesto y un privilegio y dale confianza y veras que tan fácil y pronto saldrá a flote lo que hay en su corazón y entonces conocerás a esa persona verdaderamente, porque podrás mirar transparencia en alguien, pero tan pronto Dios presione la llaga o debilidad saldrá la verdadera intención del corazón.

¿Te guía Dios, o tu corazón? tu corazón no es confiable y tú tampoco, solo podrás ser confiable para Dios y para alguien cuando demuestres durante la prueba tu confiabilidad, trasparencia y fidelidad. Honra y serás honrado, respeta y te respetaran, pero si tu corazón no te reprende mayor es Dios. El salmista David estaba pidiendo algo a Dios y dijo ¡examíname o Dios y conoce mi corazón! La pregunta es ¿qué tan importante es que Dios conozca nuestro corazón y lo pruebe?, la otra pregunta sería ¿quién es el más beneficiado en la prueba?

La importancia de que Dios conozca nuestro corazón es de mucha importancia, y es algo que Dios logra estudiar y comprender tan pronto nos saca de la comodidad y nos mete al desierto, salimos a flote tan pronto él nos mete al horno de la prueba, pero la importancia de esto es que si pasamos la prueba podemos ir a otro nivel, pero si por el contrario reprobamos tenemos que tomar esa materia y esa prueba hasta obtener una buena nota. Los beneficiados de estos exámenes somos nosotros mismos, aunque en el momento nos traen llanto, aflicciones y congojas. y eso es el precio que pagamos por conocernos a nosotros mismos pues en muchos de los casos somos unos perfectos desconocidos para nosotros mismos pues Dios los conocía aun antes de formarnos en el vientre de nuestra madre , pero después de un a examinada nos enteramos por los síntomas y las reacciones que tuvimos durante la prueba que estamos pensando que estamos sanos pero en realidad tenemos venas estancadas de pecado y tanta cosa desagradable, o puede ser lo contrario nos sentimos tan enfermos he in dignos pero los exámenes y el expediente que Dios tiene en su mano diga que estas totalmente saludable y listo para ser promovido, así que el examen no necesaria mente es necesario porque Dios necesita hacerlo para conocerlos aunque algo hay de eso pero más bien es necesario el examen para que nosotros nos conozcamos y nos enteremos de la condición en que estamos.

A Dios le interesa la persona, pero le interesa más la condición del corazón de la persona, le interesa sanar, pero le interesa mas un corazón sano en lugar de un cuerpo sano. sabes cuál fue el problema de Saul? que tenía el cuerpo físico bien desarrollado y fortalecido pero su corazón era un desastre, tenía rebeldía desobediencia, prepotencia de manera que echó a perder la oportunidad que se le dio no porque no tenía llamado de Dios ni capacidad física , el no solo tenía eso sino también tenía buena apariencia, pero aunque llenaba muchos buenos requisitos lo más importante lo tenía malo pues su corazón no estaba dispuesto a seguir instrucciones de Dios, lo contrario de David él no tenía ni equipaje de soldado, tampoco apariencia de rey, no estaba preparado en ninguna área visible para el pueblo , pero Dios lo considero como mejor que Saul pues dijo: yo me he provisto de alguien mejor refiriéndose a Saul y es que aunque David no tenía todo lo que un futuro rey debía tener antes de ser ungido ya tenía un corazón obediente y dispuesto a seguir instrucciones de Dios. Dios nos ayude para parecernos más a David y su buena actitud y no a Saul porque seremos destronados o coronados dependiendo de los resultados de nuestro corazón. Bendiciones familia compartan con alguien y suscríbete para recibir un devocional diario, gracias.

#conoce #corazon #examiname

1 vista
Puga Ministries

270-996-2124

Josue@pugaministries.com

Ana.Angel@pugaministries.com

2140 W 8th St.

Cincinnati, OH 45204

  • Instagram Social Icon
  • Facebook Social Icon
  • YouTube Social  Icon

A Dios sea toda la Gloria